Cinco películas sobre vino para pasar la cuarentena

Cinco películas sobre vino para pasar la cuarentena

En estos tiempos de cuarentena, queremos poner nuestro granito de arena para hacerte el encierro un poco más llevadero y, como sabemos que eres un gran amante del vino, no queremos dejar pasar la pasar la oportunidad de recomendarte 5 películas relacionadas con el vino.  Toma nota y…vete abriendo una buena notella de vino como acompañamiento 😉

1. Somm, Jason Wise (2012)

En este documental se ve el recorrido y los preparativos de cuatro sommeliers que intentan pasar el prestigioso exámen de Master Sommelier, una prueba con uno de los más bajos índices de aprobados del mundo. Visión humana y exhaustiva de este complicado y exclusivo examen.

2. Tu seras mon fis, Gilles Legrand (2001)

esta película es un intenso drama familiar en el que un propietario de un prestigioso viñedo en Saint Emilion tiene un hijo que trabaja con él en la finca pero que no es el hijo que soñó tener. Una constante ruptura de expectativas por parte del padre, enólogo apasionado, exigente y talentoso que no soporta la idea de que su poco carismático hijo tenga que sucederle a cargo del viñedo.

3. Encadenados , Alfred Hitchcock (1946)

Thriller del maestro del suspense con espías americanos enamorados, nazis intentando reorganizarse en Brasil, botellas de vino que guardan algo más que vino y emocionantes escenas en una gran bodega.

4. Un paseo por las nubes , Alfonso Arau (1992)

Drama romántico, basado en la película italiana de 1942 ‘Quattro passi fra le nuvole’ (Cuatro pasos por las nubes) de Alessandro Blasetti, que narra la historia de un soldado estadounidense y una joven mexicana que teme volver al viñedo de su abuelo porque está embarazada.

 5. From Ground to Glass’, Rob DaFoe (2006) – Color 75 min

Documental en el que DaFoe cuenta su aventura entre agricultores, viticultores y bodegueros para convertirse en uno de ellos sin apenas capital ni infraestructura, solo su amor por el líquido carmesí.

 

Entrevista a Rubén Rionda, gerente de Mosela

Entrevista a Rubén Rionda, gerente de Mosela

  1. ¿Cómo valoras el 2019 para Mosela?

2019 ha sido un año con muchos cambios en el catálogo, tanto de entradas como de salidas. Hacer este tipo de cambios genera mucho trabajo tanto de formación, como de conocer a los proveedores, su producto, su forma de trabajar y por supuesto transmitírselo a los clientes que lleva tiempo. También hemos dado unos primeros pasos en nuevas áreas de negocio que estamos explorando, como la venta a grandes superficies y la exportación a otros países. En definitiva un año intenso.

  1. ¿Qué nuevos retos tiene Mosela a la vista?

A día de hoy, la actividad comercial más importante de Mosela se realiza en el canal Horeca en Asturias, sin embargo, aunque hay potencial de mejora, este es limitado, la venta de vinos a restauración en Asturias tiene un techo claro. Si queremos crecer de verdad debemos apostar por otros caminos, y estos son como comentaba antes la venta a gran distribución y principalmente la exportación.

En la venta a gran distribución nuestra exitosa colaboración con Alimerka (17 referencias en su surtido) nos anima a buscar socios similares en otras regiones, estamos en negociaciones con varias cadenas del Sur de España.

En cuanto a la exportación, en un mundo globalizado como el actual no podemos dar la espalda a trabajar otros mercados, siendo el vino un producto con demanda casi en cualquier lado, y España el mayor productor mundial. Tenemos un objetivo claro que es empezar a exportar lo antes posible, fijando China como nuestro foco para una primera etapa.

De todas formas, no dejaremos de lado nuestras vías de negocio actuales y seguiremos buscando cómo potenciar nuestro catálogo con nuevas bodegas de referencia.

  1. ¿Cómo definirías el panorama vinícola en Asturias?

Asturias es una región con un consumo por habitante en general bastante alto, más si cabe teniendo en cuenta que un porcentaje importante del mercado se lo lleva la sidra. La lástima es que esto se produce en una región con los problemas económicos que todos conocemos. Si el contexto fuese diferente, seríamos una región puntera en España en cuanto a ventas.

Por otro lado, aquí predomina el consumidor clásico, que bebe los vinos de siempre (Rioja o Ribera, Rueda o Rías Baixas). Cuesta probar cosas nuevas, y es una pena porque se están haciendo vinos estupendos en toda España, incluso aquí en Asturias tenemos los vinos de la Bodega Vidas que tienen muy buena aceptación por los hosteleros. De todas formas sí que está surgiendo un nuevo consumidor más informado e interesado en innovar pero hoy por hoy es una minoría.

  1. Si tuvieses que recomendar un vino del catálogo de Mosela sería…

Voy a recomendar dos, un blanco y un tinto, y siguiendo la línea de la anterior pregunta me voy a salir un poco de las denominaciones habituales…

Como blanco recomiendo un Ribeiro, Casal de Armán, que ha sido la novedad más exitosa que introducimos durante 2019. Los vinos de Ribeiro solían tener mala fama y ser relacionados con el vino barato que sirven en tacitas en muchos restaurantes de tapas gallegos. Nada que ver. La denominación se está destapando con nuevos elaboradores de calidad que ofrecen vinos tremendamente gastronómicos entre los que destaca Casal de Armán, un vino fresco, complejo y muy interesante para tomar en cualquier situación.

De tinto voy a recomendar nuestra más reciente adquisición, Dominio de Tares Cepas Viejas, un vino del Bierzo del que llevo siendo consumidor bastante tiempo. Un vino de uva Mencía, con 12 meses de crianza en barrica que le aportan estructura y hacen un vino ideal para comer con carnes y guisos. Gran calidad precio.

 

Estas son las tendencias en el mundo del vino para el 2020

Estas son las tendencias en el mundo del vino para el 2020

Aunque pueda parecer que la tradición manda en el mundo del vino, lo cierto es que cada vez más aparecen nuevas tendencias en este sector que lo renuevan y le ayudan a llegar a más segmentos de la sociedad. Reinterpretaciones del vino, nuevos formatos, colores, mezclas con otras bebidas, entre otros. Esto es lo que podremos encontrar en el mercado este año. ¿Cuál será tu tendencia favorita?

  • Veganos

Cada vez son las bodegas que apuestan por elaborar vinos sin productos derivados de animales. Así, se está empezando a sustituir la albumia del huevo o la caseína (proveniente de la leche), utilizados como clarificantes, por otros productos de origen vegetal, como las proteínas de trigo o guisante.

  • En lata

Esta tendencia ha ganado gran relevancia especialmente en los países anglosajones y que aún está por calar en Europa. ¿Tendrá el mismo éxito?

  • Vino en cócteles

El vino entra con paso firme para aportar glamour y diversión a la coctelería. Además, el cava seguirá siendo el ingrediente favorito de muchos para elaborar cócteles, por lo que las bodegas ya han comenzado a elaborar versiones de esta bebida para degustar con hielo, por ejemplo.

  • De colores

Primero fu el vino azul y ahora también podremos encontrar vinos naranjas elaborados con uvas blancas como si de tintos se tratasen, macerando las pieles para extraer todo su color, tanino y aroma. ¿Será el año también de los vinos rosas?

  • Ecológicos

Siguiendo el compromiso de cada vez más personas con un consumo sano y sostenible, progresivamente iremos encontrando más vinos hechos con el menor número de químicos posible.

  • Sin alcohol

La opción perfecta para aquellos que tienen que conducir, son abstemios o simplemente no les apetece beber alcohol. Mantener los sabores propios de la bebida, eliminando su graduación y priorizando la salud de los consumidores.

Parece claro que el futuro del vino pasa por adaptarse a los nuevos tiempos y demandas de los consumidores. En Mosela nos mantendremos atentos para ver cómo evolucionan estas tendencias. ¡Síguenos en redes sociales y te informaremos!

 

Los cinco mejores vinos para regalar estas Navidades

Los cinco mejores vinos para regalar estas Navidades

Con la llegada de las Navidades, aparecen ante nosotros infinitas posibilidades de regalos para nuestros seres queridos. Ante tal avalancha de opciones, a veces resulta difícil decantarse por una con la convicción de que gustará. Sin embargo, en Mosela sabemos que regalar una botella de vino siempre es una buena elección, porque más allá de una bebida, regalar un vino significa mucho más: una celebración, un momento de relax, una buena conversación…

Por ello, hemos hecho una pequeña selección de algunos de los vinos de nuestro catálogo perfectos para regalar estas Navidades, en una apuesta de éxito segura.

  •  Marqués de Riscal Reserva (Riscal) – DO Rioja: Vino de color cereza muy cubierto, intenso y con apenas signos de evolución. En nariz es muy expresivo con notas de regaliz, canela y pimineta negra, donde la larga crianza en madera apenas se percibe, gracias a su complejidad y concentración de fruta madura. En boca es fresco, con taninos pulidos muy agradables, con buena estructura pero fácil de beber. El final es largo y deja unos leves recuerdos balsámicos de gran calidad.
  • Colección Privada (Sierra Cantabria) – DO Rioja: El vino perfecto para los más clásicos. Color cereza intenso con tonos naranjas, limpio y brillante. Aroma a fruta negra madura, con notas de tostados, café, caramelo y cacao al agitar la copa aparecen frutas maduras: albaricoques, membrillos y uvas pasas. Complejo, elegante y de gran intensidad.
  • Viña Sastre Pago de Santa Cruz (Viña Sastre) – DO Rioja: Este vino presenta un intenso y bello color rojo picota, con tonos violáceos. En nariz es muy complejo y persistente destacando la madurez de la uva con aromas a frutas rojas en licor, espaciados (nuez moscada), violeta y de buena conjunción con la madera (vainilla, coco, canela). En boca, sabroso, bien armado en cuerpo con vivos taninos, amplio y muy largo, lo que augura una larga vida.
  • Victorino (Teso la Monja) – DO Toro: Elaborado con uvas Tempranillo que crían durante 18 meses en barricas nuevas de roble francés. Un vino elegante y con mucho carácter que se muestra carnoso en boca y muy bien estructurado. Su buen equilibrio y la armonía entre sus notas hacen de este un vino fácil de beber.
  • Pezas da Portela (Valdesil) – DO Valdeorras: Pezas da Portela procede del viñedo más antiguo de pequeñas fincas de Godello de alrededor del pueblo de Portela. De color amarillo brillante. En nariz se aprecian notas cítricas y amieladas, recuerdos de manzana ácida, pera limonera, especias, herbal y mineral. En boca paso fresco, graso y amplio con un peso de fruta y muy buena acidez que lo hace largo y envolvente.

¿Necesitas más información o una recomendación personalizada? ¡Pregúntanos y te informaremos sin compromiso!

Así se establecen las puntuaciones de la Guía Peñín

Así se establecen las puntuaciones de la Guía Peñín

Como parte del afán de Mosela por ofrecer siempre los mejores vinos dentro de su catálogo, incluimos multitud de caldos que han obtenido altas puntuaciones en la Guía Peñín, poniendo de manifiesto su calidad y el buen hacer durante su proceso de elaboración. Esta guía es una referente para bodegas, entendidos y amantes del vino, como lo son también, por ejemplo, los puntos Parker, pero…¿a partir de qué criterios se elabora este listado? Te desvelamos qué factores tiene en cuenta el equipo de la Guía Peñín a la hora de emitir sus valoraciones.

Para elaborar la guía definitiva, el equipo de catadores designado por la institución acude a una cata de vinos en el Consejo Regulador donde se catan muestras de vinos, enviadas normalmente por las propias bodegas. Sin embargo, también hay ciertos casos (en torno a un 20%) en los que es la propia Guía Peñín la que busca vinos que no han sido enviadas para poder completar su listado.  

La cata de vinos se realiza a botella descubierta, es decir, el catador sabe en todo momento cuál es el vino que está evaluando. La razón de este procedimiento es para evitar que una posible botella defectuosa altere la puntuación del vino en la guía, ya que un vino puede presentar variaciones de una botella a otra. De esta forma, en caso de que una valoración sea negativa y teniendo en cuenta la trayectoria de ese vino en otras añadas, se cataría una segunda botella.

A la hora de puntuar los diferentes vinos, los catadores tienen en cuenta el color, el aroma, el sabor, la intensidad y la estructura. Además de esos aspectos básicos, se tiene en cuenta también la originalidad, la complejidad, la variedad y los matices.

El significado de las puntuaciones se divide en los siguientes intervalos:

  • De 50 a 59 puntos: Presenta defectos en su conservación o crianza.
  • De 60 a 69 puntos: Se observan matices que pueden tener defectos.
  • De 70 a 79 puntos: No presenta ningún factor destacable.
  • De 80 a 84 puntos: Vino con matices exigibles a su tipo y zona vinícola.
  • De 85 a 89 puntos: Destaca matices de su tipo y zona vinícola.
  • De 90 a 94 puntos: Vino con valores similares a los excepcionales pero con menor intensidad y matices.
  • De 95 a 100 puntos: Valoración positiva en todos los sentidos y con intensidad excepcional.
¿Es el vino realmente  bueno para la salud?

¿Es el vino realmente bueno para la salud?

En muchas ocasiones hemos escuchado que beber una copa del vino al día es bueno para la salud, pero ¿qué hay de cierto en esta afirmación tantas veces repetida? Son muchos los estudios que confirman esta teoría, aunque los expertos matizan que es necesario que el consumo sea moderado, y siempre acompañando a una comida: el almuerzo o la cena. Además, es muy importante que se trate de vino tinto, ya que es la variedad que que presenta tan numerosos beneficios para la salud. Estos son algunos de ellos:

1. Disminuye el efecto negativo del tabaco. El vino ayuda a regular los daños  que provoca el tabaco en los vasos sanguíneos, ayudando a disminuir la fricción entre los vasos linfáticos y sanguíneos, y en el corazón y ayudando a la dilatación de los mismos.

2. Reduce el riesgo de infartos. El vino tinto reduce la posibilidad de padecer una enfermedad coronaria, bajando la producción de colesterol malo (LDL) y aumentando el bueno (HDL).

3. Favorece la digestión. Gracias al efecto estimulante del alcohol y el buen sabor del vino, el estómago se activa, ayudando además a evitar trastornos como el colon irritable.

4. Previene la aparición de aterosclerosis. Esta enfermedad se caracteriza por la degeneración de las arterias. Debido al efecto relajante del vino en los vasos sanguíneos, esta bebida puede reducir sus síntomas o incluso ayudar a que desaparezca.

5. Equilibra la tensión arterial. Beber una única copa de vino al día ayuda a bajar la tensión, especialmente tras una comida.

6. Evita la aparición del Alzheimer. El vino tinto contiene el compuesto resveratrol, que tiene efectos neuroprotectores, ayudando a que esta enfermedad no se desarrolle fácilmente.

7. Previene los cálculos renales. Gracias a su poder antioxidante y alcalinizante, el vino ayuda a «purificar» la orina y a prevenir los molestos y dolorosos cálculos renales.