Una copa para cada vino

Una copa para cada vino

Es el momento de dejar de servir todos los vinos en una misma copa. Sabemos que tener disponible en tu restaurante toda una vajilla llena de filas de copas y copas diferentes puede resultar a veces complicado. Por eso desde Mosela te traemos las 3 copas definitivas con las que podrás combinar cualquiera de los vinos que tienes en tu bodega.

Antes de empezar debes saber que una buena copa de vino tiene que ser de cristal liso, transparente e incoloro y extremadamente fina. Sabido esto, conozcamos las 3 copas que necesitas en tu restaurante:

1- Copa Borgoña: la copa perfecta para los vinos Riojas y Riberas. Grande, cuello ancho, cáliz voluminoso y algo barrigudo, así es la copa de los vinos tintos. Su forma permite que los aromas suban con una mayor fuerza y evita que estos se pierdan en el fondo. Vinos como el Rioja Arienzo de Marqués de Riscal o el Ribera de Duero Flores de Callejo casan perfectamente con este tipo de copa.

2- Copa de vino blanco: este tipo de copa tiene en la forma varias similitudes con la copa burdeos pero con un tallo más prolongado y algo más pequeño en el cuerpo. Su tamaño algo menor permite que no se produzca una oxigenación excesiva del vino y ayuda a que el vino se mantenga a baja temperatura. Servir vinos como el Rueda Viña Calera, el albariño Condes de Albarei o incluso el rosado Inurrieta Mediodía en esta copa es una experiencia que sorprenderá a tus clientes.

3- Flauta: La típica de cava o champan. Su cuerpo alargado y estilizado hacen de chimenea para que el gas pueda tener una salida correcta. Estos vinos se deben servir bien fríos, de ahí que su cristal a menudo tiene un mayor grosor. Para este tipo de copas son perfectos el cava Petit Albet y Efect Brut Rosat

Sin duda, estos 3 tipos de copa harán que tus clientes disfruten y experimente cada sorbo de vino de una forma espectacular. Una vez conocidas las copas puedes entrar en nuestro catálogo y descubrir la variedad de bodegas que tenemos a tu disposición. Ponte en contacto con nosotros sin ningún tipo de compromiso.

Guía definitiva para servir el vino como un auténtico sommelier

Guía definitiva para servir el vino como un auténtico sommelier

Sabemos que el mundo vinícola, con todos sus aromas, matices y protocolos, a veces puede resultar un poco abrumador. La sobreinformación a la que estamos expuestos en un restaurante puede afectar a nuestra atención al cliente: cómo se sirve el vino, cuál es la temperatura perfecta para servirlo, en que momento de la comida es mejor, con qué plato marida mejor o incluso, con qué postre tiene que ir acompañado… y no nos olvidemos de cómo se debe oler y mover la copa en el primer trago de vino. En definitiva, un sinfín de elementos a tener en cuenta.

Por eso, te traemos la guía definitiva donde te convertirás en un sommelier profesional y podrás servir a tus clientes de una manera profesional:

1- El vino sigue un orden: cada movimiento a la hora de servir el vino cuenta y el orden con el que lo sirves también. El protocolo dicta que los primeros vinos a servir van desde los más ligeros a aquellos que tengan más cuerpo.

Truco: empieza por el vino blanco, después el rosado y por último el vino tinto.

 

2- El tipo de copa importa: cuanto más alta, mejor, ya que permite oler los aromas y matices del vino con mayor precisión.

Truco: si coges la copa por arriba la calentaras y no podrás catar el vino en su plenitud.

 

3- ¿Descorchamos el vino?: a primera vista parece un paso sencillo de realizar, pero hacerlo bien tiene sus complicaciones. Pasos a seguir:

– Apoya la botella en la mesa

– Inclínala levemente hacia ti

– Introduce el sacacorchos por el medio y sácalo

– Limpia la boca de la botella con un paño

Truco: justo antes de sacar el corcho gíralo un poco para que coja aire.

 

4- Hora de servir el vino: para servir a los comensales siempre debes de hacerlo por el lado derecho a de la persona y continuar en dirección contraria a las agujas del reloj. Cuando estés sirviendo el vino, no llenes más de un tercio de la copa. Si es vino blanco o cava incluso un poco menos estaría bien ya que la idea es que el vino no se caliente y se disfrute en su temperatura ideal.

Truco: un poco antes de la comida abre la botella de vino que vas a servir y deja que aire.

 

Con esta guía ya puedes ser el sommelier perfecto en cualquier ocasión. Desde Mosela, como amantes del vino, hemos creado un catálogo con una selección de vinos exclusivos con los que podrás enseñar todos tus dotes como sommelier. Ponte en contacto con nosotros y descúbrelos

Un albariño con clase

Un albariño con clase

Un albariño con clase. Así es el vino que se elabora en la bodega Gerardo Méndez situada en pleno corazón del Salnés, Pontevedra. Finca familiar donde la casa solariega acoge vivienda y bodega. Un lugar idílico donde se da lugar a la magia.

Con D.O. Albariño la bodega Gerardo Méndez cuenta actualmente con cuatro albariños, cada uno a cuál más espectacular. Pero sin dudarlo, hay uno que nos tiene robado el corazón…

Rías Baixas albariño Do Ferreiro, pura exquisitez en boca. Uva 100% albariño representa la marca original de la casa. Maduración en viñedos de vino blanco clásico cuenta con un color amarillo pajizo que junto con su elegancia y persistencia en boca, hacen de este vino, el albariño por excelencia.

La bodega de Gerardo Méndez no solo destaca por su albariño, sino también por sus licores de D.O. fabricados con mucho mimo en este increíble lugar.

Si quieres tener este albariño en tu carta de vinos entra en nuestro catálogo y descúbrelo.

5 vinos para practicar el chateo en terrazas

5 vinos para practicar el chateo en terrazas

El buen tiempo empieza a llegar justo en el momento en el que el descofinamiento se materializa y podemos salir a disfrutar de la compañía de nuestros familiares y amigos en las terrazas. Aunque parece que aún debemos esperar un poco más para poder recuperar el normal funcionamiento de los bares y restaurantes, nada nos impide practicar el chateo al aire libre, esa tradición tan española de beber pequeños vasos de vino de bar en bar. Para que puedas disfrutar de la variedad de caldos distintos, pero todos con gran potencial, en Mosela hemos preparado estas cinco recomendaciones que no te dejarán indiferente;

  • Montenovo: El vino blanco Montenovo elaborado con 100% uva godello por las Bodegas Valdesil, pertenece a la D.O. Valdeorras. Es un vino muy expresivo en nariz, con predominio de aromas florales, hierba verde fresca y anís silvestre, paso agradable en boca, entrada amplia, untuoso con acidez justa y perfecto equilibrio.
  • Condes de Albarei: Vino monovarietal elaborado con los mejores mostos flor obtenidos a partir de uva albariño procedente del valle de Salnes. 100% uva Albariño. En nariz presenta una intensidad media-alta, con aromas florales y matices de frutas blancas. Se trata de un aroma limpio y elegante. En boca, el vino es fresco, amplio, redondo y con una marcada persistencia aromática.
  • Tombú: Vino rosado elaborado exclusivamente con uva Prieto Picudo por la bodega Dominio Dostares bajo la D.O. V.T. Castilla y León. Tombú es un rosado fresco y aromático que pasa por barrica, algo poco habitual en estos vinos, para dar como resultado un vino muy especial con el que disfrutar de las altas temperaturas.
  • Arienzo:  El vino tinto Marqués de Arienzo Crianza, de Bodegas Herederos del Marqués de Riscal, está elaborado a partir de la selección de las mejores uvas de las variedades tempranillo. Vino fresco, frutal con agradable entrada en boca, recordando frutos rojos entremezclados con aromas de la madera, a coco y vainilla. Amplio en boca, persistente, y con carácter.
  • Baltos: Vino tinto criado en Barricas de roble francés y barricas de roble americano elaborado únicamente con la variedad de uva Mencía por la bodega Dominio de Tares en la D.O. Bierzo. Presenta un intenso color violáceo con nariz fresca de frutos negros salvajes, recuerdos de regaliz, grafito e hinojo. Con boca equilibrada y fresca.

¿Quieres saber más? ¿Quieres incorporar alguno de estos vino a la carta de tu establecimiento? Ponte en contacto con nosotros y te atenderemos.

Sigue estos consejos para hacer el mejor maridaje

Sigue estos consejos para hacer el mejor maridaje

Elegir un vino adecuado en función de la comida a la que acompaña puede parecer sencillo en un primer momento, pero el maridaje se ha convertido en todo un arte, esencial para ayudar a aumentar el sabor de los alimentos y desarrollar nuestro gusto sin que eclipse al sabor de la comida. Es comúnmente conocido que, de manera general, la carne se acompaña de vino tinto y los pescados de vino blanco, pero existe una multitud de matices a tener en cuenta si queremos que el maridaje sea perfecto. En Mosela te damos los consejos más importantes:

Carnes rojas

Si vamos a preparar un entrecot, un solomillo o un chuletón, lo más recomendable es elegir un vino tinto crianza o reserva. Por ejemplo, un Ribera del Duero, un Rioja o un Priorato son vinos robustos, con cuerpo y de gran potencia que pueden acompañar a la perfección a una carne roja. Por otro lado, si se va a hacer un cordero o carnes al horno especiadas, es preferible optar por un tinto de la variedad tempranillo, garnacha o cabernet con cierta crianza.

Eso, sí, ¡recuerda!, si la carne está cocinada con un vino a modo de salsa, este mismo caldo debe ser el que se sirbe durante la comida.

Carnes blancas

Carnes como el pollo o el cerdo presentan un saber muy neutro, por lo que presentan más opciones a la hora de hacer el maridaje. Según la guarnaición que acompaña a estas carnes, se podrá optar por un tempranillo (con sofritos con especias, por ejemplo) o por un vino blanco (pollo al horno con limón y hiberas provenzales, por ejemplo).

Pescado

Aunque el pescado se suele maridar con vino blanco, algunas recetas en concreto, como puede ser un salmón puede ir acompañado de un vino tinto o un rosado. Además, en el caso de los mariscos, el pulpo, la sepia o los mejillones, la mejor opción es un albariño, un verdejo o un godello.

Arroces

Para saber con qué maridar un plato de arroz, se debe prestar atención al ingrediente principal (carne, pescado, verduras…) y la textura de este.  Con el arroz, por lo general, un vino rosado siempre irá perfecto, aunque en el caso de los arroces de carne, optar por un vino tinto suave y sedoso será un acierto seguro.

Por otro lado, las paellas de marisco y pescado deben acompañarse siempre con un blanco de gran fuerza aromática.

Pasta

En cuanto a los platos de pasta, lo que determina el maridaje correcto es la salsa con la que se acompañe el plato. Si se trata de espaguetis a la boloñesa o pasta con tomate, por ejemplo, la mejor opción es un vino tinto joven o rosado. Si es un plato  de pasta con pesto lo mejor es elegir un vino blanco.

Ensaladas

Al tratarse de una comida ligera y fresca, es recomendable que vaya acompañada de un vino suave y fresco, por lo que un blanco afrutado y suave es la mejor opción.

¿Quieres más información sobre cómo los vinos de nuestro catálogo pueden ayudarte a maridar tus platos? Ponte en contacto con nosotros!