Los dos vinos espumosos que necesita tener tu restaurante

Los dos vinos espumosos que necesita tener tu restaurante

Indispensables a la hora de celebrar cualquier acontecimiento en tu restaurante y únicos a la hora de acompañar ciertos alimentos.
Delicados, sabrosos y afrutados en boca y exquisitos en los paladares más exigentes. Así son los dos vinos espumosos que hoy te proponemos para que incorpores a la carta de tu establecimiento:
Moscato Spumante Scanavino: vino espumoso dulce que nace en Italia en la Casa Martetelleti. Este espumoso tiene notas de cata color amarillo pajizo con reflejos dorados. Las uvas de moscato blanco hacen que en nariz nos encontremos aromas frutales. También podemos catalogar a este vino espumoso como el acompañante perfecto del queso curado o semi-curado de oveja.
Laurent Perrier La Cuve Brut: este vino espumoso francés pertenece a la variedad de Chardonnay, Pinot Noir, Pinot Meunier. Nace en las barricas en rima de la bodega Laurent-Perrier tras 36 meses. Este champagne proviene del zumo más puro de la uva consiguiendo así un champán de gran finura y elegancia. Si hablamos de gastronomía, sus notas cítricas y de frutos blancos hacen de él un champagne ideal para acompaña aves y pescados.
Sin duda, estos dos vinos son los espumosos que necesitas tener en tu carta de vinos y sorprender definitivamente a tus clientes. Desde Mosela, como amantes y distribuidores de vinos de calidad te animamos a que descubras estos vinos espumosos y muchos más en nuestro catálogo.
¿Te gustaría incorporar nuevos vinos a tu la carta de tu establecimiento pero no sabes cuáles?

¿Te gustaría incorporar nuevos vinos a tu la carta de tu establecimiento pero no sabes cuáles?

Hoy te presentamos un Ribera de Duero con clase. Este vino tinto con denominación de origen Ribera de Duero nace en las bodegas de Félix Callejo, donde representar Sotillo de la Ribera en cada uno de sus vinos es su arte mejor guardado. Dentro de la bodega podemos encontrar 8 variedades diferentes de vino, de los cuáles 4 de ellos están incorporados a nuestro catálogo :

1Flores de Callejo, apelado como «El Disfrutón». Galardonado en la Guía Peñin con 90 puntos es el vino tinto por excelencia en esta bodega. Fresco y exquisito que muestra la parte más fina del vino tinto.

2- Parajes de Callejo, la diversidad hecha vino. Este Ribera de Duero nace de la colección de distintas viñas situadas en suelos franco-arcillosos y con orientación sur. Sus 18 meses en barrica le aportan características aromáticas increíbles.

3-Majuelos de Callejo, vino tradicional por excelencia. A través de esta uva la bodega intenta evocar en nuestros paladares notas tradicionales que nos recuerdan vinos antiguos y expresivos.

4- El lebrero, proviene de la variedad autóctona del Albillo Mayor junto con los 8 meses sobre lías en huevo de hormigón y barricas grandes se crea un vino blanco de ensueño.

Burgos y su cuenca del río Duero son los encargados de ofrecer a estos vinicultores una tierra privilegiada para su cultivo. Ello hace que podamos ver como sus nacimiento en suelos francos-arcillosos y envejecimientos particulares, hacen de estos vinos del Ribera de Duero una virtud de mostrar la importancia y el buen hacer del vino.

No te lo pienses más; añade los vinos de Félix Callejo a tu carta de vinos y marca la diferencia. Ponte en contacto con nosotros y descúbrelos.

Una copa para cada vino

Una copa para cada vino

Es el momento de dejar de servir todos los vinos en una misma copa. Sabemos que tener disponible en tu restaurante toda una vajilla llena de filas de copas y copas diferentes puede resultar a veces complicado. Por eso desde Mosela te traemos las 3 copas definitivas con las que podrás combinar cualquiera de los vinos que tienes en tu bodega.

Antes de empezar debes saber que una buena copa de vino tiene que ser de cristal liso, transparente e incoloro y extremadamente fina. Sabido esto, conozcamos las 3 copas que necesitas en tu restaurante:

1- Copa Borgoña: la copa perfecta para los vinos Riojas y Riberas. Grande, cuello ancho, cáliz voluminoso y algo barrigudo, así es la copa de los vinos tintos. Su forma permite que los aromas suban con una mayor fuerza y evita que estos se pierdan en el fondo. Vinos como el Rioja Arienzo de Marqués de Riscal o el Ribera de Duero Flores de Callejo casan perfectamente con este tipo de copa.

2- Copa de vino blanco: este tipo de copa tiene en la forma varias similitudes con la copa burdeos pero con un tallo más prolongado y algo más pequeño en el cuerpo. Su tamaño algo menor permite que no se produzca una oxigenación excesiva del vino y ayuda a que el vino se mantenga a baja temperatura. Servir vinos como el Rueda Viña Calera, el albariño Condes de Albarei o incluso el rosado Inurrieta Mediodía en esta copa es una experiencia que sorprenderá a tus clientes.

3- Flauta: La típica de cava o champan. Su cuerpo alargado y estilizado hacen de chimenea para que el gas pueda tener una salida correcta. Estos vinos se deben servir bien fríos, de ahí que su cristal a menudo tiene un mayor grosor. Para este tipo de copas son perfectos el cava Petit Albet y Efect Brut Rosat

Sin duda, estos 3 tipos de copa harán que tus clientes disfruten y experimente cada sorbo de vino de una forma espectacular. Una vez conocidas las copas puedes entrar en nuestro catálogo y descubrir la variedad de bodegas que tenemos a tu disposición. Ponte en contacto con nosotros sin ningún tipo de compromiso.

Guía definitiva para servir el vino como un auténtico sommelier

Guía definitiva para servir el vino como un auténtico sommelier

Sabemos que el mundo vinícola, con todos sus aromas, matices y protocolos, a veces puede resultar un poco abrumador. La sobreinformación a la que estamos expuestos en un restaurante puede afectar a nuestra atención al cliente: cómo se sirve el vino, cuál es la temperatura perfecta para servirlo, en que momento de la comida es mejor, con qué plato marida mejor o incluso, con qué postre tiene que ir acompañado… y no nos olvidemos de cómo se debe oler y mover la copa en el primer trago de vino. En definitiva, un sinfín de elementos a tener en cuenta.

Por eso, te traemos la guía definitiva donde te convertirás en un sommelier profesional y podrás servir a tus clientes de una manera profesional:

1- El vino sigue un orden: cada movimiento a la hora de servir el vino cuenta y el orden con el que lo sirves también. El protocolo dicta que los primeros vinos a servir van desde los más ligeros a aquellos que tengan más cuerpo.

Truco: empieza por el vino blanco, después el rosado y por último el vino tinto.

 

2- El tipo de copa importa: cuanto más alta, mejor, ya que permite oler los aromas y matices del vino con mayor precisión.

Truco: si coges la copa por arriba la calentaras y no podrás catar el vino en su plenitud.

 

3- ¿Descorchamos el vino?: a primera vista parece un paso sencillo de realizar, pero hacerlo bien tiene sus complicaciones. Pasos a seguir:

– Apoya la botella en la mesa

– Inclínala levemente hacia ti

– Introduce el sacacorchos por el medio y sácalo

– Limpia la boca de la botella con un paño

Truco: justo antes de sacar el corcho gíralo un poco para que coja aire.

 

4- Hora de servir el vino: para servir a los comensales siempre debes de hacerlo por el lado derecho a de la persona y continuar en dirección contraria a las agujas del reloj. Cuando estés sirviendo el vino, no llenes más de un tercio de la copa. Si es vino blanco o cava incluso un poco menos estaría bien ya que la idea es que el vino no se caliente y se disfrute en su temperatura ideal.

Truco: un poco antes de la comida abre la botella de vino que vas a servir y deja que aire.

 

Con esta guía ya puedes ser el sommelier perfecto en cualquier ocasión. Desde Mosela, como amantes del vino, hemos creado un catálogo con una selección de vinos exclusivos con los que podrás enseñar todos tus dotes como sommelier. Ponte en contacto con nosotros y descúbrelos

Un albariño con clase

Un albariño con clase

Un albariño con clase. Así es el vino que se elabora en la bodega Gerardo Méndez situada en pleno corazón del Salnés, Pontevedra. Finca familiar donde la casa solariega acoge vivienda y bodega. Un lugar idílico donde se da lugar a la magia.

Con D.O. Albariño la bodega Gerardo Méndez cuenta actualmente con cuatro albariños, cada uno a cuál más espectacular. Pero sin dudarlo, hay uno que nos tiene robado el corazón…

Rías Baixas albariño Do Ferreiro, pura exquisitez en boca. Uva 100% albariño representa la marca original de la casa. Maduración en viñedos de vino blanco clásico cuenta con un color amarillo pajizo que junto con su elegancia y persistencia en boca, hacen de este vino, el albariño por excelencia.

La bodega de Gerardo Méndez no solo destaca por su albariño, sino también por sus licores de D.O. fabricados con mucho mimo en este increíble lugar.

Si quieres tener este albariño en tu carta de vinos entra en nuestro catálogo y descúbrelo.